La cultura popular ergológica, social y espiritual de la eterna primavera

Por Saúl Ávila / Columna Invitada

La cultura es un factor independiente que representa características de grupos sociales y está conformada, a grandes rasgos, por el folklore popular. Este término cultural tiene el cargo de ser el representante de un país, región, estado y destinos.

Estos entornos deben caracterizarse por tener antecedentes históricos culturales muy significativos e icónicos que enmarcan sus raíces sociales a través de la historia. El folklore popular puede comprenderse por medio del desenlace de tres culturas independientes, pero que comparten el mismo objetivo social, en ellas se puede mencionar la cultura popular ergológica, social y popular.

Para ejemplificar un movimiento social en donde están involucrados estos tres tipos de culturas es preciso mencionar la tradición más icónica en la temporada de fin de año en Guatemala: el festival de barriletes gigantes que tiende a realizarse en el municipio de Sumpango, departamento de Sacatepéquez.

Esta celebración demuestra la cultura popular ergológica por medio de la utilización de los barriletes, con diseños diferentes, colores que representan la cultura guatemalteca y la simbología que aplican en cada barrilete que es único, cada año que se celebra.

En relación a la cultura popular social, esta festividad es esperada, años tras año, por los diversos grupos sociales que se reúnen el uno de noviembre para presenciar el espectáculo desde todos los ángulos posibles. Esta es una tradición muy aceptada y querida por los locales, nacionales y extranjeros que se movilizan con el fin de disfrutar el espectáculo que se realiza solamente una vez al año.

Como tercer segmento que conforma el folklore, tenemos a la cultura popular espiritual. El festival de barriletes no solo involucra factores sociales y materiales; en este caso, el aspecto espiritual es una base fundamental, pues la fecha en que se celebra es muy representativa. La costumbre es espiritual y simboliza la recordación espiritual a las ánimas en el Día de todos los Santos. El comportamiento, las actividades y la comunidad conforman la cultura popular y espiritual de esta celebración.

La cultura popular espiritual en parte es representada por los sentimientos, la fe, bailes, música, literatura, entre otros más. Una representación espiritual popular en este caso serían las tradiciones orales por medio de las leyendas. Dentro de este contexto se puede mencionar a un exponente de la cultura oral, como Celso Lara, quien influyó en las sociedades por medio de las leyendas que son, hasta hoy, una imagen representativa del país.

En cuanto a la cultura popular ergológica, se pueden mencionar las morerías, los bordados, los tejidos y las artesanías que se pueden encontrar en el municipio de Chichicastenango.

 —

Pedro Saúl Ávila Tun

Estudiante de Licenciatura en Turismo

Centro Universitario de Chimaltenango CUNDECH

Universidad de San Carlos de Guatemala USAC

es_ESSpanish