Carta abierta al Coronavirus

Las autoridades lo tienen en este momento lo tienen cercado, aun cuando usted esta haciendo su mejor esfuerzo por contaminarnos. Los necios que están en la calle entendemos que son sus víctimas, pero tendrá que esforzarse para que como país caigamos, puesto quizás no lo sabía pero en Guatemala, somos luchadores, fuertes, perseverantes y sobre todo nos sobran pantalones no nos dejaremos intimidar con su contagio ni contra sus planes virales, puesto aquí aun cuando seamos una nación de 18 millones, se topo con una suela que es bastante dura y difícil de comprometer hemos vivido y pasado por muchas cosas y usted no nos arrodillara, ya que como nación somos creyentes de Dios, y sabemos que el esta obrando a nuestro favor aun cuando ya tenemos bajas, las cuales recordaremos y lamentaremos por siempre, porque son nuestra gente las que ya se llevó.

Aun así en el campo de guerra ya son muchos los que se han recuperado, para su mala suerte vamos ganando.

Vemos que toma a las personas que tienen más canas, a las que sus huesos son más frágiles, sin saber qué son de las personas que hemos aprendido a defendernos con todo lo que hoy como país somos.

Nos quedamos en casa y lo invitamos a que entre, con los mecánicos sanitarios que hemos puesto para que en la puerta usted se muera. Porque cuando usted este débil nosotros los chapines estaremos más fuertes.

Porque aun cuando nos apago: en el tráfico, en los abrazos, en las reuniones, en el diario vivir de nuestro trabajo, Señor Coronavirus, quiero comentarle que nos esta dejando una enseñanza de ser más limpios, mas unidos y sobre todo menos temerosos de sus negras intenciones.

Así que le pedimos que no se esfuerce tanto que morirá más rápido y que aquí en Guatemala lo venceremos en el margen de la disciplina, quizás tuvo mejores experiencias fuera de estas fronteras, pero como hombres y mujeres de maíz, tenemos y contamos con la actitud, porque ahora somos la resistencia los que nos quedamos en casa y nos estamos armando para que en el día que esto sea solamente un mal recuerdo de su visita, saldremos con toda la fuerza a equilibrar nuestra economía y nuestro trabajo con una sonrisa y con una bandera que no se bajara de su lugar si no que esta ondeando su nombre INMORTAL.

Facebook